A veces se nos olvida al abrir los ojos por la mañana , agradecer haberlos abierto un día mas,  a veces se nos olvida abrazar y agradecer a los que amanecieron a nuestro lado, a veces el deseo de que el otro sea diferente, los hábitos comprometidos dejan a un lado los abrazos y los buenos deseos.  A veces se nos olvida que un día ya no habrá día para remendar  aquello desgarrado. A veces se nos olvida amar, acariciar besar, porque no hay tiempo, porque el otro no hizo las cosas como esperaba, porque estoy cansado, porque me duele la mente y la confundo con el alma, a veces se nos olvida lo verdaderamente importante.

Escrito por RicardoChiralt